5/3/09

Viaje.

Te apuesto a que no se duerme. Son cuatro horas pero igual, no se va a dormir ¡Ey! Despierta, mira… no se ha dormido, ni si quiera a cabeceado… Carajo háblame de algo que me voy a quedar dormido… y cómo voy a saber si en realidad la viste dormir o no… No te duermas… a ti no te digo… Ni si quiera parece que se resistiera. No, eso no fue un bostezo… solo se agarraba la cara. ¡Despierta!… ¿qué? No, no, estuve despierto vigilándola, de veras. Ya solo falta media hora… media hora…

1 comentario:

il valich dijo...

media hora y se duerme...para siempre.